El sector del taxi en Zaragoza sigue, como muchas otras actividades y áreas, afectado por la pandemia del coronavirus. Un año después de su inicio, los taxistas siguen sufriendo de las consecuencias de la paralización de la actividad y la crisis que ha traído consigo. El taxi en Zaragoza afronta pérdidas en la facturación de un 75% aproximadamente, datos que no parecen mejorar demasiado en este nuevo año 2021.

 

El taxi en Zaragoza, afectado por la pandemia

El sector del taxi en Zaragoza vio su caída más brusca el pasado marzo, cuando el confinamiento domiciliario hizo que el servicio de taxi en Zaragoza se redujese casi de forma total. Tras el confinamiento se pudo ver un pequeño repunte en la demanda, pero muy lejos de lo habitual antes de la pandemia. Las nuevas olas y el repunte de casos han estado acompañados de nuevas restricciones que tienen como consecuencia un nuevo desplome de la actividad del taxi en Zaragoza.

Se calcula que, desde el estallido de la pandemia, los ingresos han caído entre el 65 y 75%. Esto se debe a numerosas consecuencias provocadas por la pandemia, pero destaca el cierre de bares y tiendas a las 20.00, que reduce exponencialmente el uso de taxi en Zaragoza.

El descenso en el uso de taxi en Zaragoza ha tenido como consecuencia la disminución de su flota en las calles. Por petición de la asociación provincial de Autotaxi de Zaragoza, el Ayuntamiento rebajó el número de taxis en la calle. De una flota total de 1.777 licencias, en días laborales salen 1.065 vehículos frente a los anteriores 1.245. En fines de semana y festivos, los 888 que salían antes de la Covid pasan a la mitad, 444 taxis que circulan por las calles de la capital aragonesa.

 

Solidaridad cooperativa Taxi Zaragoza

Frente a las consecuencias nefastas que ha dejado la pandemia en el taxi de Zaragoza, también destacan numerosos actos solidarios. Ya desde el inicio de la pandemia, se hicieron miles de viaje gratuitos o a precio reducido en taxi, para trasladar al personal sanitario a sus puestos de trabajo o a las personas mayores a centros de salud o farmacias.

La solidaridad de la flota de taxi en Zaragoza también ha sido reciprocada por el Ayuntamiento y empresas colaboradoras. Ejemplo de ello fue la donación de 200.00 monodosis de hidrogel por parte de la empresa aragonesa Saphir Parfums / Caravan.

Mientras la situación pandémica parece ir a mejor, el taxi en Zaragoza confía en que la demanda aumente y puedan llegar a unos números de clientela como los de antes de esta pandemia que ha afectado a tantos sectores, siendo el taxi uno de ellos.