Poco a poco y cada vez son más los taxis en toda España que van implantando como método para pagar el taxi con tarjeta de crédito o débito.

TPV pagar el taxi con tarjeta

MÉTODOS DE PAGO EN EL TAXI

Desde Radio Taxi Zaragoza, damos una mayor facilidad a nuestros clientes. Permitiendo pagar con el método convencional en efectivo o con tarjeta de crédito.

El objetivo es facilitar el abono a los usuarios que viajan sin dinero en efectivo o con billetes grandes. Por esa razón muchos hemos instalados sistemas de TPV (terminal punto de venta). Gracias a esto cualquier puede pagar el taxi con tarjeta, aunque el importe sea pequeño.

Ventajas de pagar el taxi con tarjeta

Pagar el taxi con tarjeta ya sea de crédito o débito aporta muchas ventajas y beneficios:

  • Hay menos movimientos de monedas y billetes.
  • Ahorro del desplazamiento para ingresar el efectivo conseguido en las carreras. Asimismo para cambiar billetes por otros más pequeños y monedas.
  • Permite a los clientes beneficiarse de ofertas financieras concedidas por la entidad bancaria emisora de la tarjeta de pago.
  • Se tiene organizadas las operaciones abonadas con la tarjeta. Evitando los descuadres.
  • Se genera un aumento de la seguridad en el taxi, ya que al reducir el manejo de dinero en efectivo, hay menos riesgo en cuanto a robos.
  • Proporciona facilidad a los clientes para poder utilizar este servicio.

¿Tienen que pagar más los taxistas o los clientes?

A los pasajeros del taxi no se les puede cobrar más por hacer uso de este método de pago. Tiene que ser la misma cantidad que si pagara en efectivo.
Sin embargo, al igual que pasa en cualquier comercio. En cada compra con tarjeta, el comerciante, en este caso el taxista, debe pagar un tasa al banco que le ha dado el datáfono.
Pero no solo eso. Además el taxista debe pagar a la entidad bancaria del cliente por el intercambio de dinero con otra entidad diferente. Aún así el taxista tiene la opción de intentar llegar a un acuerdo de contrato con la entidad bancaria contratada. Por ejemplo una comisión de unos céntimos o un pago de menos de 5€ como tarifa plana.
A todo esto además hay que sumarle que se paga un coste del alquiler por tener el datáfono (TPV) y el mantenimiento que este lleva.